Informe Especial: Disminuyeron las relaciones sexuales casuales entre los jóvenes

  • La pandemia; pero sobretodo, las redes sociales tienen mucho que ver en este tema

Infobae

El confinamiento puede estar causando que muchas personas experimenten grandes cambios en su rutina habitual. Con los bares y boliches cerrados por la pandemia, las aventuras de una noche son prácticamente imposibles. Sin los viajes, las grandes fiestas y cenas para planificar, también la vida sexual de muchos grupos se ha visto afectada. Pero, según recientes investigaciones, esta “sequía sexual” viene desde años atrás.

Según un estudio realizado por la Universidad de Rugers, en Nueva Jersey, y la Universidad de Albany, en Nueva York, los hombres y mujeres, entre 18 y 23 años, tienen menos relaciones casuales o relaciones sexuales sin una pareja a largo plazo, que los adultos jóvenes 10 años mayores.

Los investigadores analizaron los datos existentes sobre la dinámica familiar y estilos de vida, recopilados entre 2007 y 2017, y examinaron específicamente las respuestas sobre la actividad sexual de 945 mujeres y 1.040 hombres.

Descubrieron que el 38% de los adultos jóvenes estudiados tenían relaciones sexuales casuales en 2007, y ese número se redujo al 24% en 2017.

Después de examinar otros datos, los investigadores concluyeron que la disminución del consumo de alcohol, el desplazamiento en las redes sociales, el aumento del uso de videojuegos y los adultos jóvenes que viven con sus padres durante períodos de tiempo más largos llevaron a una caída del 14% durante el período de 10 años.

Esta no es la primera vez que la investigación sugiere que el sexo, tanto casual como en pareja, está en declive.

En 2019, los datos de la General Social Survey reforzaron la idea de que EEUU se encuentra en medio de una gran “sequía sexual”. Las tasas de celibato han aumentado de manera constante durante las últimas tres décadas, pero en 2018 la proporción de personas que informaron no haber tenido relaciones sexuales durante todo el año fue la más alta registrada.

Según los datos de la encuesta, casi uno de cada cuatro adultos estadounidenses informó no haber tenido relaciones sexuales.

Parece que los millennials están impulsando la tendencia, y la generación Z también está contribuyendo. De 2008 a 2018, la proporción de estadounidenses, de 18 a 29 años, que informaron no tener relaciones sexuales se duplicó. Los jóvenes se casan más tarde (si es que lo hacen) y, como resultado, pueden tener menos relaciones sexuales.

“Hay más personas en sus 20 años que no tienen una pareja con la que conviven. Entonces, bajo esas circunstancias, es lógico que haya menos sexo”, dijo a The Post Jean Twenge, profesora de psicología en la Universidad Estatal de San Diego.

Además de las tendencias matrimoniales, los cambios en las normas culturales también pueden estar contribuyendo a esta situación. La mayor disponibilidad de entretenimiento online, incluidos los servicios de streaming y las redes sociales, influye en la frecuencia con la que se mantienen las relaciones sexuales.

Eso significa que incluso las personas que están en pareja pueden optar por pasar su tiempo libre en Netflix o Instagram en lugar de en la intimidad sexual con su pareja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *