La centroizquierda domina en Chile

  • Una muestra es la victoria del nuevo gobernador de Santiago, Claudio Orrego

Santiago, AFP

La centroizquierda moderada recibió un impulso el domingo en Chile al imponerse en la primera elección por voto popular de gobernadores en el país, frente a las posturas más radicales y una derecha reducida al mínimo.

El demócrata-cristiano Claudio Orrego venció a la candidata de la alianza del Frente Amplio y el Partido Comunista, Karina Oliva, en la segunda vuelta de la elección del gobernador de Santiago.

Los comicios tuvieron una participación menor al 20% del electorado, la más baja desde la instauración del voto voluntario en Chile en 2012.

La elección se planteó como una medición de la hegemonía entre las dos fuerzas de la izquierda chilena, casi un mes después de que se eligieran los 155 miembros de la Convención Constitucional que redactará la nueva Constitución.

Por un lado está la «Unidad Constituyente», que reúne a la izquierda tradicional, una coalición que derrotó en las urnas a la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) que gobernó Chile durante 30 años.

Por el otro, la alianza «Apruebo-Dignidad», compuesta por el Frente Amplio y el Partido Comunista. Este conglomerado, junto a los independientes -en su mayoría de izquierda- fue uno de los grandes ganadores de la elección del 15 y 16 de mayo, cuando los chilenos eligieron a quienes redactarán la Constitución que reemplazará a la vigente desde la dictadura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *