La madrugada del 24 de junio (Nota de Opinión)

Masacre de San Juan / Imagen DDRR

Por: Waldo Vargas Reyes

En homenaje a los héroes y heroínas de la Masacre de San Juan que cayeron la madrugada del 24 de junio de 1967 durante el gobierno de facto de René Barrientos, el Archivo Regional de Catavi de la COMIBOL, la Asociación de Rentistas Mineros de LLallagua, Subalcaldia Distrito Siglo XX , Radio Pio XII y el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social, la mañana de hoy realizaron en plaza El Minero de Siglo XX la ofrenda floral, el recorrido de la Ruta de la Lucha Histórica del Movimiento Sindical Minero “Rosendo García Maisman” y la presentación del libro: “De la Chungara que me pario, su hija de la Domitila Soy” de la autora Paloma Gutierrez Leon.

A 54 años de aquel hecho fatídico, el gobierno de ese entonces manifestaba que en los centros mineros se estaba gestando un nuevo movimiento de los trabajadores mineros que estarían apoyando a la guerrilla del Che Guevara y para eliminarlos, Barrientos, en una reunión de Comandantes, les dijo:“¡Vamos muchachos!, tenemos que defender la Patria del peligro comunista, bajo mi entera responsabilidad liquiden, sin contemplaciones y de una vez por todas a esos malditos comunistas y a esos carajos agitadores, en los Campamentos Mineros de Catavi-Siglo XX y Huanuni».

Es así que la madrugada del 24 de junio, las tropas del regimiento Ranger y Camacho, que horas antes habían tendido un cerco al amparo de la noche, abrieron fuego desde todos los ángulos, dejando un saldo de veintisiete de muertos y setenta heridos entre las punzadas del frío y los silbidos del viento.
Entonces ese ambiente de fiesta se tornó trágico, no obstante, los gritos desesperados de mujeres, el llanto de los niños y el lamento de los heridos, se dice que las calles, olían a sangre y el estallido de dinamitas y balas reemplazaban a los juegos artificiales. Asimismo, se conoce que la Empresa Minera, en complicidad con los masacradores, cortó la luz eléctrica aquella madrugada, para que las emisoras radiales Siglo XX y la Voz del Minero no pudiesen transmitir ninguna alarma a los pobladores, violándose de esta forma la libertad de prensa y de expresión.

En esta masacre fallecieron: Rosendo García, Ponciano Mamani, Alejandro Mamani, Nicanor Torrez, Maximiliano Acho, Isaac Cazorla, Gabriel Sequeiros, Aniceto Inocencio, Avelino Layme (niño), Bernabé Condori y también atacaron a las mujeres del Comité de Amas de Casa Mineras: Norberta, Jeroma, Alicia, Flora, María, Domitila Chungara, Angélica, entre otras. Por eso en estos tiempos difíciles por la que se va atravesando por la pandemia, es bueno que las actuales generaciones, no deben olvidar esta historia triste de las familias mineras de la COMIBOL.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *