Quieren mostrar la belleza del país mediante la Reina del Sur

• Marcos Santana destaca los lugares maravillosos que tiene el país
El Deber
Marcos Santana es el presidente de la cadena NBC Universal Telemundo, con sede en Estados Unidos, compañía que se ha convertido en el segundo distribuidor mundial de programación en español, con programas que se emiten en más de 140 países.
Entre aquellas producciones se encuentra La reina del sur, de la que Santana es el showrunner (productor ejecutivo y guionista principal de la serie). El venezolano se encuentra por estos días en Bolivia, a la cabeza del equipo que graba la tercera temporada de esta historia, protagonizada por la mexicana Kate del Castillo y surgida de una idea original del escritor español Arturo Pérez-Reverte.
Santana habló con EL DEBER en medio del rodaje de la serie en El Alto, donde se ha montado una estructura logística de alto nivel para desarrollar la tercera entrega de esta producción, que narra la vida de la narcotraficante Teresa Mendoza.
El ejecutivo señala que la idea de filmar en Bolivia se ajusta a las características de la trama de la tercera temporada, que da continuidad a lo acontecido en la segunda, que se centra en la búsqueda de Sofía, la hija de Teresa, que es secuestrada.
“En esta tercera temporada, ella es detenida; estaba en Australia, en una playa, aislada, la secuestra un comando militar, que no es más que los americanos que la llevan a una prisión de máxima seguridad”, cuenta Santana, que confirma que la serie ha ido evolucionando de ser una historia de narcotráfico hasta convertirse en una serie de acción.
Una de las principales motivaciones, aclara, que tuvo para traer la serie a Bolivia, era cumplir su sueño de mostrar las grandes maravillas de América Latina. “Para mí, siempre fue un sueño rodar en Bolivia”, asegura el productor, que recuerda su paso por el país hace 20 años.
“En aquella ocasión quedé realmente impresionado, luego volví, hace unos 12 años, cuando conocí a Alberto Crespo, el gran historiador boliviano. Con su hija María Alicia Crespo, nos une una amistad entrañable. Entonces, a partir de allí comienza mi relación con esta gran nación, que ha incluido grandes aventuras, como lanzarme a recorrer en bicicleta por la carretera a los Yungas. Así comencé a entender de qué estaba hecho un país multicolor”, dice Santana.
Ente los detalles que le llamaron la atención para incluir en la serie, Santana resalta el aspecto pintoresco de los cholets de El Alto, donde se filmaron varias escenas de la teleserie, entre las que, adelanta, se incluye a las cholitas voladoras, famosas mujeres de pollera del lugar, que se dedican a la lucha libre.
Adelanta que el equipo de 200 personas de la producción se dirigirá esta semana al Salar de Uyuni para grabar ahí. “Sabemos que Bolivia ya ha tenido una exposición internacional de sus atractivos turísticos a través del cine, de una forma muy poco comercial, más nunca mediante una teleserie de estas características. La reina del sur es una de las series en español más vistas del mundo, tiene más de 180 millones de seguidores en más de 140 países. Es decir, esto va a ser un salto cuántico para el país”.
El showrunner afirma estar gratamente sorprendido del equipo de producción de la serie en Bolivia, a cargo de Pucara Films. “Los actores bolivianos que van a parecer en la serie son más de una docena, fíjate para ustedes, los bolivianos, el orgullo de ver los Yungas, el Salar, Potosí Sucre, en una producción que también muestra otros lugares hermosos del continente, como Machu Picchu, en Perú; las cataratas del Iguazú, en Paraguay o los glaciares de Argentina. Es algo que nunca se había hecho, el objetivo es mostrar lo bello, no habrá ninguna connotación negativa”, manifiesta.
Santana aclara este detalle, a propósito de las críticas que circularon en redes sociales respecto a que una serie sobre narcotráfico sólo puede mostrar la parte negativa del país. En ese sentido, reitera que La reina del sur no es una serie sobre narcos, sino una producción televisiva de acción.
También comenta lo complejo que ha sido decidirse a producir esta tercera temporada en plena crisis sanitaria mundial. “Hacer La reina del sur dentro de la pandemia es una epopeya, nosotros tenemos un cuerpo de enfermería y de médicos, no solamente para protegernos a nosotros mismos, sino también a las comunidades. Hacemos test de antígenos y de PCR todos los días, a choferes, mecánicos, asistentes, camarógrafos, etc. Si una persona sale positiva, la aislamos, no solo a ella, sino también a la persona con la que tuvo contacto los días anteriores. Hasta que no tenga un cuarto examen negativo, no regresa a la producción”, añade.
La gente
Marcos califica el comportamiento de los pobladores de los lugares donde se están grabando las escenas como ejemplar. “Cuando se está filmando en la calle, el director dice ‘acción’ y no suena una mosca, no había visto eso en ninguna parte; luego, cuando dice ‘corte’, empiezan a tomar fotos, a aplaudir. Es gente muy respetuosa, todos estamos admirados del comportamiento del ciudadano en Bolivia”, afirma.
Esa actitud quedó demostrada la semana pasada, cuando Kate del Castillo se acercó a saludar a los vecinos de El Alto, en medio del rodaje. En un video publicado en la red social TikTok, se ve a la actriz acercarse a los vecinos de una zona de la urbe alteña donde se graban las escenas de la serie.
“Kate del Castillo es un monstruo de trabajo, con una capacidad inagotable de creatividad, que ha sabido hacer el crossover del mercado hispano al norteamericano con la misma eficiencia y disciplina que le ha permitido conquistar a todos los públicos. Es una de las mejores actrices latinoamericanas de la actualidad”, concluye Santana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *